DE CARA AL EXAMEN

En las anteriores entradas hay sugerencias de trabajo y un comentario  de un paisaje urbano realizado.

Para dominar una ténica, como para cualquier cosa, es imprescindible la práctica, hacer el ojo y saber aplicar la teoría de forma organizada y adecuada siguiendo los pasos del procedimiento. Para que te ejercites, a cotinuación van algunas imágenes de ciudades y planos.

Zaragoza S. XIX

Pamplona-Iruñea

Casas del Buen Pastor, AHV, Sestao

Barcelona en torno a 1848

Ensanche de Barcelona

Vamos a comentanr esta foto cenital sobre Barcelona. En primer lugar ¿qué observamos? Esta fotografía aerea recoge una vista de parte del Ensanche del S. XIX y parte del casco antiguo de Barcelona.

Ahora corresponde hacer una lectura y análisis de la fotografía y partes de la misma.Cómo se puede apreciar, son bien diferentes tanto los planos como las tramas de ambas partes de la ciudad. El casco histórico, Ciutat Vella, engloba diversos barrios, El Raval, Barrio gótico, Antics Palaus y la Barceloneta. Su plano es totalmente irregular, las calles se cortan en diversos angulos. Hay que tener en cuenta que estos cascos antiguos son fruto de una larga historia y reflejan diversas remodelaciones y avatares.  A la Barcelona romana, que fue amurallada en el S. II, bajo el gobierno del emperador Claudio,  se superpuso la visigoda a la que siguió la época condal medieval. A ese plano irregular se une una gran densidad de construcción haciendo que la trama de la ciudad sea cerrada. Por otro lado tenemos la parte del ensanche que destaca por la perfecta geometría cuadriculada de sus manzanas y la trama abierta que le confieren los amplios espacios entre edificaciones.

Procedemos a una explicación aportando todo tipo de datos. La llegada de la Industrialización del S. XIX junto con un importante crecimiento demográfico, hace que la ciudad necesite imperiosamente de una expansión extramuros, pero la situación militar de la plaza hace inviable la desaparición de las murallas, cuyo perímetro aún se observa perfectamente en la fotografía, separando la parte histórica del ensanche. Así muchas actividades industriales y parte de su población se trasladaría a los municipios en torno a la ciudad, hoy barrios de la misma. La llegada del gobierno progresista de 1854-56 permitirá el derribo de las murallas lo que dejaba vía libre a la expansión de la ciudad. En 186o comenzaría, por decreto, la construcción del ensanche diseñado por Ildefonso Cerdá a pesar de haber ganado el concurso Rovira i Trias. El plan de Ildefonso Cerdá tiene diversas virtudes, aunque en 1863 ya el propio Cerdá se viera obligado a modificar su plan primigenio para hacer una ciudad más densa. Las manzanas cuadras y acabadas en chaflán permitían una buena visibilidad para el tráfico rodado. Las calles de unos 20 m de anchura y en relación con su altura, permitían que todas lasviviendas fueran soleadas y bien ventiladlas. Una de las preocupaciones de Cerdá era hacer una ciudad higiénica y saludable. Las manzanas, en principio, sólo debían edificarse en dos lados, quedando en el centro zonas ajardinadas que permitirían a la vecindad gozar de zonas verdes sin tener que alejarse en exceso. El afán de negocio de la burguesía daría al traste con este plan original y la ciudad se fue densificando. Hoy el distrito del ensanche de Barcelona es una de las zonas de mayor densidad de toda España, más de 35.000 hab/km².

Los ensanches burgueses que irían surgiendo en las principales ciudades españolas del S. XIX, eran promocionados por la burguesía comercial e industrial, impulsando ciudades que eran planificadas para que tuvieran todas las comodidades y servicios exigibles por una ciudad moderna: accesibilidad víal para vehículos, pavimentación, alcantarillado, alumbrado eléctrico, tranvía, jardines y edificios bien construídos, siguiendo estilos historicistas o según las últimas tendencias, y adaptados a las nuevas exigencias económicas. A la función residencial se unirían las funciones  comercial y de negocios. Los ensanches pronto acogerían a los edificios de las entidades financieras y las más importantes empresas. En estos ensanches quedaría también patente una bien definida segregación social, la cual se daba mucho más débilmente en los cascos antiguos. Ahora la zonificación será más exhaustiva y las industrias junto con  los barrios obreros quedarán en la periferia de los ensanches. Ciertos equipamientos urbanos irán también en las periferias: matadero, cementerio, parque de bomberos, universidad, industria, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: